Salamanca,  Castilla    
Firmado un 13 de junio de 1869
El pacto federal castellano.
Redacción / Sábado 16 de junio de 2007
 
Una franja morada en la bandera de la república española es testimonio y a la vez recordatorio de la implicación de Castilla en los símbolos republicanos.

Castilla siempre formó parte de la preocupación de los sectores republicanos. Una franja morada en la bandera de la república española es testimonio y a la vez recordatorio de la implicación de Castilla en los símbolos republicanos. Azaña dijo una vez que si Castilla no era republicana tampoco España lo sería. En los debates acaecidos sobre el estatuto catalán en 1931 el que fuera presidente de la II República siempre subrayó la condición de Castilla como la primera víctima del uniformismo monárquico. Mucho antes otros republicanos se atrevieron a firmar en Valladolid un pacto que recogía las aspiraciones siempre vivas, entonces y ahora, de unidad y futuro para Castilla en un marco republicano y federal español.

En efecto, un 13 de junio de 1869, republicanos de las dieciesite provincias castellanas hoy repartidas en Castilla-León, Castilla-La Mancha, Madrid, Rioja y Cantabria, firmaron un acuerdo básico sobre la estructuración del movimiento republicano a ambos lados del sistema central, del que se extraen dos concuclusiones: Primero, el interés absoluto y la coincidencia entre los federalistas suscribientes de contribuir al cambio de sistema político en España mediante su aval a la formación de una república federal. Segundo, la integración, estructuración y defensa de las ideas republicanas como marco en el que sustentar el resto de aspiraciones castellanas. El volumen de firmantes permitía identificar el vigor del movimiento republicano en cada ciudad, variando desde cinco suscribientes en el caso de Zamora, hasta uno en el caso de Soria. Otros pactos similares se firmaron en Santiago, Tortosa, Eibar y Córdoba.

A pesar de las moderadas conclusiones de los Pactos Federales de 1869, el gobierno presidido por el General Prim, consideró un peligro los avances conseguidos por los federalistas y en los últimos meses comenzó una fuerte política coercitiva respecto a ellos. La situación comezó a agravarse a finales de septiembre de 1869, como consecuencia del envío de una circular por parte del Ministro de la Gobernación (Sagasta) a los gobernadores de todos el país en las que se les ordenaba prohibir el uso de emblemas republicanos, así como limitar ejercicio de los derechos de asociación, reunión y manifestación. Este hecho constituía un grave recorte a los prinicipios y logros de la Gloriosa. Los pactos federales insinuaban el derecho a la insurrección armada para el caso de que los derechos establecidos por la Revolución de 1868 no pudiesen ser reparados de otra manera. El incumplimiento de los planteamientos básicos nacidos de la Revolución estuvo en el germen de las revueltas cantonalistas de algunas ciudades castellanas como Béjar y su famosa milicia de Nicolás Estévanez.

Tras unos meses turbulentos, en 1873 Pi y Margall (en la foto) redactó su proyecto de constitución federal que nunca llegó a entrar en vigor. Demasiada ambiciosa en lo territorial jamás fue aceptada por los defensores del estado unitario. Castilla la Vieja y Castilla la Nueva con sus diecisiete provincias, eran dos de los quince estados reconocidos y llamados a formar parte de la República Federal.


Relación de firmantes del Pacto Federal Castellano y sus provincias:

Por Avila: Mariano Marcoartú. Nicolás Hernández. Juan José Paz

Por Albacete: Francisco Valero. Ramón Lopez de Haro. Mariano García. Antonio Ochando.

Por Burgos: Martín Barrera Llamo. Lucio Brogeras. Felipe Corral. Francisco Aparicio Mendoza

Por Ciudad Real: Dámaso Barrenengoa. Ignacio Cortés.

Por Cuenca: Ramón Castellano. Pablo Correa y Zafrilla.

Por Madrdid: Antonio Merino. Ricardo Lupiani. Andrés Balló.

Por Guadalajara: Inocente Fernández Abás.

Por León: Juan Téllez Vicen. Leocadio Cacho.

Por Logroño: Alberto Ruiz. José Saenz de Santa María. Tirso Crespo.

Por Palencia: Antonio Domingo. Ciríaco Tejedor. Casimiro Junco. Lorenzo González.

Por Salamanca: Tomás Roldán. Pedro Martín Benitas. Anastasio Redondo. Aniano González.

Por Santander: Prudencio Sañudo. José María Herrán.

Por Segovia: Nicomedes Perier. Eloy Palacios. Pedro Ochoa.

Por Soria: Miguel Morayta.

Por Toledo: Luis Villaseñor y de Oliva. Norberto García Roco. Jose Beltrán.

Por Valladolid: Lucas Guerra. Pedro Romero Peláez

Por Zamora: Dionisio Guerra. Tirso Sainz Baranda. Lázaro Somoza Alonso. Hermenegildo García. Juan Fernández Cuevas. Cipriano Camarón


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft