Salamanca,  Castilla    
Crece el malestar en el PSCL
Villalba y el clan leonés
Redacción / Lunes 18 de junio de 2007
 

El Psoe de León ya no es un partido de izquierdas. El pacto firmado entre el alcaldable Francisco Fernández y los miembros de la derecha localista se sustenta unicamente sobre dos cuestiones, más dinero para la ciudad e instrumentalización de la institución local para convertirla en altavoz de las demandas leonesistas. Un enorme malestar ha ido creciendo en el seno del PSCL en estos días con pronunciamientos críticos de algunos de sus históricos. Es el caso de los zamoranos Tomás R. Bolaños (ex alcalde de Valladolid) y Demtrio Madrid (expresidente de la Junta). Ni una sola línea del pacto está enmarcada a profundizar con medidas progresistas en vida de los leoneses. Mas bien al contrario, el dinero que reciba la ciudad y el discurso de los provincialistas leoneses, serán los ejes del mandato. Villalba se irá matando y haciendo todo el daño que pueda al partido. Solo así se explican las críticas vertidas hacia la figura de Bolaños y Madrid, por el todavía secretario regional. En realidad los pintorescos sucesos que tienen lugar en el ayuntamiento de León han terminado retratando a Villalba y a su clan leonés. Su llegada a la secretaría del PSCL ha servido para darle carta de naturaleza al discurso victimista y llorón que tiene su sede oficial en la capital leonesa. Nadie puede sorprenderse ahora del resultado. Villalba ha utilizado al PSCL para convertirlo en altavoz del psoe leonés, como el ayuntamiento será utilizado por los fachas leoneses para agredir a la comunidad y a las demás ciudades castellanas. Al tiempo.

El episodio que hoy se vive en el ayuntamiento de León pone un justo colofón a la trayectoria política de Villalba. El hombre que iba a dignificar al socialismo castellano-leonés y que terminó perdiendo 17.000 votos respecto a la legislatura anterior, el hombre que introdujo el debate cainista en los medios de comunicación y en definitiva un banquero que nunca entendió que no se puede desnudar a un santo para vestir a otro, aunque ese sea leonés.

Sea como fuere, los intentos de los Francisco Fernández y de los Ibán García de convertir "su obsesión" en el problema de los demás, está dando resultados. Se avecinan meses de iniciativas esperpénticas que impedirán que en esta tierra se hable de otra cosa. Nuevamente Castilla perderá la necesaria conexión con la realidad para encarar un futuro distinto y permancerá enredada en turbios debates, cuyo beneficiario fundamental es la derecha española amante de los epitafios sobre la conciencia regional.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft