Salamanca,  Castilla    
Revés judicial para el Ayuntamiento de Salamanca
El Corte Inglés en jaque.
Redacción / Jueves 18 de octubre de 2007
 

Se decía de El Cid que ganaba batallas después de muerto y algo parecido sucede con el partido de Angel Gamazo; un colectivo que desde hace años lidera la oposición más eficaz que tiene el Pp en la ciudad. Otra vez toca hablar de ellos y otra vez toca hablar de los escándalos urbanísticos que vive la capital del Tormes. Una sentencia de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha vuelto a poner en evidencia la total ausencia de ética que tiene el Ayuntamiento a la hora de ejecutar los planes urbanísticos. No es ni la primera sentencia que pierde, ni lamentablemente será la última. Los Verdes-Foro de Izquierdas (LV-FI) han demostrado con su actuación una encomiable defensa de la ciudad, del suelo de todos y del interés de todos en que la ciudad se transforme en un espacio urbano regulado. El ayuntamiento se ha significado por todo lo contrario. Lanzarote, el intransigente alcalde de Salamanca, es el clásico personaje político representativo del paleto que se ve deslumbrado por los constructores, sus principales aliados estratégicos, y a quienes debe mucho. No es de extrañar que quien veranea en el chalet que uno de los linajes de Salamanca vinculados a ese sector posee en la costa mediterránea, haya permitido la prescripción de la deuda correspondiente a una sación de 600.000 euros que les había sido impuesta. Lo extraño sería que en la anestesiada Salamanca, sociedad con un escaso músculo cívico, alguien más allá de los habituales, hubiera exigido responsabilidades políticas.

Llueve sobre mojado

La política efectista desarrollada por Julián Lanzarote quien se arroga todo el progreso -fundamentalmente comercial- que ha experimentado Salamanca en los últimos años con la proliferación de grandes superficies, centros de ocio, etc.. alberga muchas sombras. Los escándalos que rodean su gestión son directamente proporcionales a la sensación de impunidad urbanística e imbatibilidad electoral y prepotencia que trasmite el regidor charro. "Ganan sentencias pero yo gano las elecciones"... debe pensar Lanzarote. Algún día se tendrá que medir el coste que ha supuesto para la ciudad tener a una persona de estas características al frente del Consistorio. Coste en imagen y en las arcas municipales. Ahí están los casos de las transferencias de edificabilidad del cementerio, Vialia, "condonaciones" de deudas, Depósito de El Rollo, el parking de Los Bandos, Santísima Trinidad, etc.. El ayuntamiento se ha convertido en el principal infractor de las normas y planes urbanísticos que él mismo diseña.

Desgraciadamente la situación de El Corte Inglés es especial y tampoco debería ser tratada al estilo de los grandes pelotazos urbanísticos, sino con la reflexión y responsabilidad que habitualmente demuestran LV-FI. Se ha dicho por Angel Gamazo que El Corte Inglés es una empresa que habrá hecho sus estudios de mercado y si ciertamente tiene interés en establecerse en nuestra ciudad será porque considera que existen grandes posibilidades de negocio. Razonamiento impecable, sin duda, pero como las negociaciones sobre los terrenos se han llevado a cabo con total secretismo entre Ayuntamiento, Ministerio de Defensa y la propia empresa, nadie es capaz de asegurar que las prebendas urbanísticas ofertadas por el Ayuntamiento no hayan sido determinantes en la decisión del grupo. En este supuesto, si los cálculos de Gamazo fueran equivocados la paralización de las obras conllevaria el desistimiento de la empresa de instalarse en Salamanca.

Los verdes tienen la obligación de ser responsables en este asunto y sopesar todos los intereses en juego, también el derecho de un populoso barrio que ver reactivada su vida comercial -con sus lamentables secuelas especulativas ciertamente-, y a ponderar las expectativas de trabajo generadas por la implantación de El Corte Inglés en una ciudad castellana donde la gente joven se tiene que ir fuera. Los Verdes lo saben bien, pues ellos mismos lo denunciaban en el parque de Garrido hace unos meses.

También tienen la obligación de hacer pedagogía social toda vez que la maquinaria pesada que utiliza el Pp para remover terrenos y conciencias ya asimila el comportamiento en defensa de la legalidad ejemplarmente ejecutado por Gamazo y los suyos, al obstruccionismo y al bloqueo del progreso. Y sabemos que la locomotora mediática agresiva y monocorde del Pp es capaz de convencer al castellano medio de que el 11M fue cosa de ETA y la plaga de topillos culpa de los ecologistas. Por eso deberán esforzarse bastante en explicar sus movimientos.

Y ahora qué?

Ahora entramos en un trámite que judicialmente se denomina "ejecución de sentencia". En el momento en que la parte vencedora del litigio active dicho trámite las obras que todavía continúan, deberán detenerse.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción, ya lo ha dicho claro, «las resoluciones judiciales están para ser cumplidas», en referencia a las obras del Corte Inglés de Salamanca.


foto: Salamancablog


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft