Salamanca,  Castilla    
299 a favor, 13 abstenciones.
El Congreso aprobó ayer la reforma del Estatuto.
Redacción / Miércoles 31 de octubre de 2007
 

El Estatuto de Castilla y León fue aprobado ayer en el Congreso de los Diputados por 299 votos a favor, ninguno en contra y 13 abstenciones de IU y los nacionalistas. Fueron constantes las referencias y alabanzas hacia el papel que el nuevo texto otorga al Bierzo y a su potenciación como comarca. Sólo IU, BNG, PNV y Chunta se mostraron discrepantes con el texto.

Abrió el turno de intervenciones, en un Congreso muy poco poblado a las 16 horas, la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, con una tediosa intervención sobre los anhelos de cambio en la región y la validez de los cauces legales para lograrlos.

El popular Jesús Merino, se mostraba convencido de que el Estatuto guiará a Castilla y León al siglo XXI.

El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Julio Villarrubia, disimuló reivindicando el papel de su partido en Castilla y León y se congratuló del reconocimiento novedoso de la identidad castellano-leonesa como comunidad histórica y cultural. Finalizó su intervención con una llamada al pragmatismo y a evitar la sangría originada por la despoblación.

Esquerra Republicana de Catalunya

Las cuantiosas referencias a la revuelta de las comunidades -ese «movimiento republicano»- en su discurso revelaron al portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Joan Tardà -para sorpresa de no pocos- como rendido admirador de Bravo, Padilla y Maldonado. Envió el diputado su «abrazo fraternal» a «los compañeros» de la región que «mantienen la herencia» de aquéllos «tres comuneros que «lucharon hace cinco siglos por no someterse y alzaron su voz contra el rey».

El republicano censuró, eso sí, la «identificación de Castilla» con España a la que, a su juicio, apela el Estatuto: «No se han resistido al inciso de que han contribuido de modo decisivo a la formación de la nación», apuntó. «Pues allá ustedes con sus responsabilidades».

También resultaron interesantes las aportaciones de los grupos modestos

Francisco Rodríguez, del BNG, alzó la voz para tachar de invención la existencia de un supuesto idioma leonés, y censuró que el gallego en las comarcas limítrofes, Bierzo y Alta Sanabria no merezca su protección, uso y promoción. El nacionalista gallego acusó al Parlamento regional de tener «miedo a la realidad» por llevar a la población del Bierzo a «un proceso de españolización renegando de sus características específicas» y obviando «una realidad histórica».

La representante de Izquierda Unida, Isaura Navarro, lamentó que Castilla y León «no aspire al máximo techo competencial» por «el conservadurismo y la cautela de los grupos mayoritarios». Su grupo se abstuvo ya que sólo cuatro de sus 80 enmiendas fueron recogidas. «Nos veremos dentro de 10 años aceptándolas», aventuró.

El diputado de Chunta Aragonesista, J. A. Labordeta volvió a demostrar que conoce mejor los problemas de Castilla que algunos de los que se llenan la boca hablando de ella. El aragonesista razonó su abstención poniendo en evidencia a la clase política regional, al señalar que mientras otras regiones tienen fijada una cantidad de dinero suficiente, la ponderación de cuatro variables «muy vagas» implica que el Estatuto «se ha quedado como el aragonés: ni chicha ni limoná». El diputado de la Chunta, se refería así a la existencia de cuatro factores que el Estatuto estatuto esgrime para obtener la financiación que corresponde a la Comunidad: extensión territorial, dispersión, baja densidad y envejecimiento de la población. Ninguna de estas variables encierra en sí mismas compromisos concretos de financiación.

Por su parte, el PNV, en boca de Aitor Esteban, exigió un referéndum para que los habitantes del Condado de Treviño puedan decidir su futuro.

Por último el presidente del gobierno se mostró satisfecho señalando que tan pronto se apruebe el estatuto por el Senado la comunidad asumirá nuevos retos que fortalecerán la autonomía.

El texto contó con el respaldo de 299 diputados del PP, PSOE, CiU, ERC y Coalición Canaria frente a las 13 abstenciones, de los representantes de Izquierda Unida, BNG, PNV y Chunta Aragonesista.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft