Salamanca,  Castilla    
Premier de "En el punto de mira"
Lanzarotadas al estilo Hollywood
Redacción / Miércoles 6 de febrero de 2008
 

En tiempos de penuria es recurrente, pero un poco patética, la afición de determinados políticos a colgarse toda suerte de medallas, incluídas las que no le corresponden. Viene todo esto a cuento del estreno en Salamanca de Vantage Point, producción norteamericana que aquí han traducido como En el punto de mira. La película, que no pasa de ser una producción de serie B más bien para video o televisión, narra el complot para asesinar en Salamanca al presidente de los Estados Unidos. Asesinanto que obviamente tiene lugar en la Plaza Mayor de la capital castellana. Es gracioso, que éste alcalde denegara los correspondientes permisos a la productora para rodar, algunos planos, en su verdadero escenario. Pero, amigo, se acercan las elecciones y ahora resulta que la producción nortemaricana va a "pasear el nombre de Salamanca" (como odio esta frase) por más de trescientas salas en España y otras muchas en el mundo y el señor alcalde no podía dejar pasar la ocasión de figurar.

Todo es ficción en esta película y desde luego no sólo la historia. Lo gracioso es que nuestro dilecto alcalde asistió entusiasmado al pase de la premier de "En el punto de mira". A falta de poder inaugurar un pantano, el señor Lanzarote que acaso esté viviendo sus últimos años como alcalde tras el enfrentamiento con su propio partido, ha decidido dar un cierto respaldo oficial al film. Y ahora viene lo bueno, porque ni la película se ha rodado en Salamanca, ni la Plaza Mayor que aparece en la misma es la real, ni son salmantinos los que se congregan para saludar al presidente de EE.UU. Todo es un decorado montado en un pueblo mexicano, con extras mexicanos, en los que se utiliza la imagen de Salamanca como escenario del crimen. Suponemos que los extras mexicanos portarían todos su buen bigote, pues de otra forma es increíble que el regidor charro se identifique con la película y asegure que ésta es una buena promoción para Salamanca. Cada uno hace el ridículo como quiere, la desgracia es que este hombre sea además alcalde de Salamanca. Pero claro, es mejor que las concentraciones de vecinos sucedan sólo en las películas, en el escenario real se habría colado quizá alguna pancarta de los díscolos pidiendo unos impuestos acordes con nuestro nivel de vida. Eso sí, como estamos en época electoral, quizá la "superproducción" aparezca como mérito en el programa del Pp. Y ahora en serio, si quiere usted ver películas interesantes o entretenidas de Forest Whitaker y Dennis Quaid, vea usted El último rey de Escocia o el Chip prodigioso.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft