Salamanca,  Castilla    
Tras años de importación de modelos culturales meridionales
Se recupera el gusto por lo celta
Redacción / Lunes 25 de agosto de 2008
 

A más de 5.000 personas asciende la participación que el festival ‘Luna Celta’ ha congregado, entre el viernes y este domingo, en la localidad abulense de Solosancho, según los cálculos realizados por el ayuntamiento, organizador de este evento que alcanza su tercera edición y que, por la afluencia de público, prevé, para el año que viene, ampliar la superficie del poblado vettón.

El festival ’Luna Celta’ ha iluminado este fin de semana la localidad abulense de Solosancho (1.000 habitantes), situada a poco más de 20 kilómetros de la capital, con la asistencia de miles de personas que han podido disfrutar de un extenso programa de actos, cuyo objetivo consiste en promocionar el rico pasado de la zona y su divulgación entre vecinos y visitantes.

El alcalde del municipio, Benito Zazo, se ha mostrado satisfecho del resultado, así como del "apoyo" de todo el municipio que se ha implicado en una iniciativa que ha servido para que otras localidades del entorno hayan puesto en marcha proyectos similares. Asimismo, ha descartado que este festival sea un mercado de época al uso, ya que en su opinión es "una actividad lúdica y cultural".

La implicación de los vecinos del municipio también se ha puesto de relieve con los disfraces de los vecinos, que han acudido ataviados de guerreros, druidas, bardos y personas cuyos disfraces estaban realizados con pieles de animales, como hace más de 2.000 años.

Entre los actos más destacados de este domingo sobresale un montaje teatral que recreó el momento en el que los romanos llegaron al cercano y espectacular castro de Ulaca para desalojar a las tribus vetonas que hasta entonces lo habitaban.

La música, las luchas de espadas y las danzas celtas han puesto colorido a esta actividad organizada por el Ayuntamiento de Solosancho, con la colaboración de la Diputación provincial y las asociaciones ’Ulaka’ y ’Vetonia’. También han colaborado Caja de Ávila, la Caixa y la Junta de Castilla y León.

Las calles más céntricas de la localidad se han convertido durante el sábado y el domingo en un mercado vetón, en el que vecinos y visitantes han tenido la oportunidad de contemplar oficios artesanos tradicionales, junto a puesto de venta de joyas hechas a mano, dulces, pan artesano y artículos elaborados en madera, metal o con retales de telas. Los más pequeños también han podido divertirse con los burros y dos pequeños cerdos que fueron sorteados.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft