Salamanca,  Castilla    
[foro castellano 23 de abril]
Crisis financiera y Localismo
Integración de las Cajas de Castilla y León
Redacción / Martes 11 de noviembre de 2008
 

La propuesta de la Junta de Castilla y León sobre la integración de las Cajas de la Comunidad está sacando a relucir tensiones internas en los partidos y fricciones entre los ayuntamientos de la Comunidad. Los planes iniciales de la Junta que hablaban a todas luces de fusión, van siendo poco a poco matizados, y ahora lo que se propone es la creación de un grupo de Cajas de Castilla y León cuya formulación estaría todavía sin concretar. Como es habitual en la fauna política local de Castilla y León la estrategia de la Junta ha chocado con un sinfín de declaraciones que anteponen -unas fundadas y otras no- los intereses provinciales a cualquier otra consideración financiera y lo que es más divertido, convierten el asunto de la "capitalidad" del grupo en lo esencial de la iniciativa.

Así las cosas, se puede inferir que si bien pocos discuten sobre la necesidad que tiene Castilla y León de integrar sus seis cajas, el principal escollo radicará en el reparto de poder local que acogerá el grupo. El proceso que tanto PSOE, como PP y agentes sociales consideran necesario y -en el peor de los casos inevitable- puede verse lastrado por la celotipia entre ciudades. Tampoco en Andalucía o en Extremadura o País Vasco, es diferente la respuesta.

¿Es necesaria la integración?

En tiempos de crisis el tamaño sí importa. Castilla y León mueve un volumen de ahorro bastante grande a nivel estatal. Una fusión de los activos y cuota de negocio de todas las Cajas nos acercaría a las principales entidades con sede en Madrid y Barcelona. Si bien, todo el sector y no sólo las cajas fusionadas de la comunidad, aumentarían considerablemente sus recursos. No obstante la Junta ha cometido un error. Lanzar la iniciativa antes de tenerla perfilada, lo que ha contribuido a despertar los inevitables recelos localistas.

Tras el posicionamiento contrario a la fusión del Pp de Avila, el PSOE de León, movido por su tradicional impronta estrafalaria tras años de "Villalbismo", llegó a maquinar una fusión de Caja España con Caja Astur, felizmente rechazada desde Oviedo. Ahora el mismo regidor, ha condicionado su respaldo a la integración de las cajas a que "se garantice el empleo actual, se mantenga la sede de la entidad resultanteen León, y en tercer lugar, a que las instituciones y la ciudadanía leonesa no pierdan un ápice del control y participación que tienen ahora en Caja España". El alcalde de León es vicepresidente segundo de esa entidad financiera. La opinión de los Técnicos.

En Castilla y León hay dos Cajas fusionadas y cuatro que mantienen su estrategia local. La experiencia de las dos fusionadas es diferente. Caja España es el resultado de la fusión de la de León, con Palencia, Zamora y Valladolid. Una fusión piramidal en cuya cúspide se encuentra la oligarquía leonesa. Caja Duero es el resultado de la fusión de la de Salamanca con la de Soria. Una fusión horizontal y un modelo más democrático, que otorga a sus impositores mayor representación en el Consejo de Administración que en Caja España y que liquida la representación de los miembros fundadores que subsiste, -como síntoma de desconfianza- en la entidad con sede en León.

Opiniones de las demás Cajas.

La integración es un proceso que se encuentra, ahora, en su primera fase, tras la reunión que mantuvieron el jueves pasado las cajas de ahorro –Caja Duero, Caja España, Caja de Burgos, Caja de Ávila, Caja Segovia y Caja Círculo- con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y en la que se les entregó un borrador para su estudio.

El presidente de Caja Duero, Julio Fermoso ha señalado que "los técnicos de nuestras seis cajas están empezando a analizar" el modelo propuesto por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. En lo que podría ser un aval al plan de la Junta, el presidente de Caja Duero recordó recientemente que "nuestros predecesores, en lugar de quedarse acantonados en un pequeño territorio, supieron incorporar a otras entidades más pequeñas, posiblemente peor gestionadas y desde luego con dificultades, para conseguir que Caja Duero sea hoy la suma de diez entidades preexistentes, donde no se tuvieron en cuenta límites provinciales".

Caja Avila no se ha mostrado hasta el momento partidaria de la fusión. El director general de Caja de Ávila, José Manuel Espinosa, considera que el debate sobre la fusión o integración de las cajas de ahorro de Castilla y León "está en un nivel ajeno a Caja de Ávila". Por su parte, Caja Segovia considera que aún hay tiempo para estudiar otras alternativas si bien su presidente Atilano Soto se ha mostrado favorable al proceso lanzado por la Junta.

El director General Caja Círculo, Santiago Ruiz Diez, ha señalado que este hecho solo tiene desventajas y sería un "tremendo error" agrupar las cajas ya que se perdería el contacto que tiene cada entidad con las necesidades de sus respectivas provincias.

Por su parte el vicepresidente de Caja Burgos, Angel Ibáñez, postuló a su entidad para dirigir el proceso de fusión: "si se plantea la necesidad de fusiones de las cajas de ahorro de Castilla y León, la burgalesa está en condiciones de liderar el proceso".

Sindicatos

La sección sindical de UGT en Caja Duero prefiere "una fusión" entre entidades de ahorro antes que el "grupo contractual" proyectado para integrar a las seis cajas de Castilla y León. El grupo de Cajas conllevará una reducción de personal según la sección de Salamanca. Para este sindicato, con este nuevo modelo financiero "se deja abierta la puerta a una transformación de las cajas y su posible venta o conversión en banco de una manera más sencilla que en el caso de una fusión".

Al fondo la crisis financiera internacional

La presidenta de la Diputación de León y vicepresidenta primera de Caja España, Isabel Carrasco, aseguró que los órganos de gobierno de las cajas deben decidir sobre la propuesta de integración lanzada por la Junta y el PSCyL, con el «convencimiento de que es imprescindible unirse», porque si no, no van a «sobrevivir». Además, explicó que es necesario modificar la estructura del sistema financiero autonómico para garantizar que no desaparezca ninguna entidad debido a la situación del mercado financiero. «Quiero decir alto y fuerte que en este momento con el Banco de España detrás, si el sistema financiero no toma una vía de unirse y hacerse fuerte, puede que dentro de unos meses estuviéramos hablando de la no existencia de Caja España, Caja Burgos, Caja Duero o Caja Ávila», señaló Isabel Carrasco.


Foro

  • Integración de las Cajas de Castilla y León
    11 de febrero de 2009

    Los problemas surgen por un problema de raiz territorial que está enquistado desde la misma creación autonómica. Se mira a otra parte; pero siempre el problema va a estar ahí porque esta cc.aa parte de unos principios impositivos y coaccionadores y cuando se impone algo por razones de estado e intereses de partido, pues al final pasa lo que pasa: que hay un problema de raiz.

    No ha sido un proceso para nada democrático. Es totalmente imposito y coaccionador y a través de la disciplina de partido, todos los partidos del ámbito estatal -que son la mayoría-, siguen imponiendo una cc.aa.

    Si no hay unos principios democráticos populares donde los territorios se libremente se adhieran esas comunidades territoriales una vez tras otra tendrán crisis tanto existenciales como funcionales.

    • Integración de las Cajas de Castilla y León
      15 de febrero de 2009, por teo
      Cajaduero desmiente todo tu argumento. Sencillo.
Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft