Salamanca,  Castilla    
manifestación en Valladolid
Miles de personas exigen a Renault futuro para las fábricas de Castilla-León
Redacción / Domingo 14 de diciembre de 2008
 

Varios miles de personas (25.000 según la organización y 16.000 según el Cuerpo Nacional de Policía) se manifestaron ayer por las calles de Valladolid para exigir a Renault que cumpla su compromiso de fabricar un nuevo coche convencional en las factorías castellanas y termine con la incertidumbre sobre el futuro, amenazado por la fuerte recesión del sector.

La crisis ha arrastrado al paro a centenares de trabajadores de empresas auxiliares y que dejará inactivos por una temporada a los más de 10.000 operarios de plantilla que la multinacional francesa tiene en la capital de la comunidad, en Palencia y en Sevilla.

La manifestación, que transcurrió sin incidentes, contó con la presencia de los principales líderes políticos regionales del PP y del PSOE, aunque la Junta de Castilla y León se abstuvo de participar en la misma como tal gobierno regional. Los que sí acudieron fueron representantes de las secciones sindicales de Nissan en Ávila y Barcelona, así como los presidentes e integrantes de su comité europeo.

La intensa lluvia caída durante la jornada de ayer dio una tregua a los miles de manifestantes que salieron a la calle para pedir más carga de trabajo en Renault y exigir a la multinacional francesa que cumpla su compromiso de adjudicar un nuevo modelo para la factoría de Montaje vallisoletana. Eran los mismos argumentos esgrimidos en la celebrada hace tres años, aunque en este tiempo la situación ha ido de mal en peor.

A las 18.00 horas partió de la plaza de Colón la riada humana, convocada por Comisiones Obreras y UGT, en la que participaron responsables nacionales, regionales y europeos de estos sindicatos, trabajadores de Renault de las plantas de Valladolid, Palencia y Sevilla, de Nissan de Barcelona y Ávila, así como de las empresas auxiliares, representantes políticos, asociaciones de padres de alumnos, federaciones vecinales y ciudadanos de la capital.

Los líderes sindicales encabezaron la marcha con una pancarta en la que se podía leer «Más carga de trabajo en Renault y auxiliares. Por la defensa del empleo en Castilla y León». Detrás, cerca de 25.000 personas, según las organizaciones convocantes -«superamos con creces la del 2005», aseguraban-; y 8.000, según la Policía Municipal, secundaban la marcha a paso ligero y paraguas en ristre. La manifestación transcurrió por la Acera de Recoletos, Miguel Íscar -en ese punto, un reducido número de personas daba la réplica a los sindicatos convocantes con la pancarta ’Primero firmáis los Eres y ahora nos sacáis a la calle’-, plaza de España y calle López Gómez, hasta concluir en la plaza de la Universidad, donde la atleta vallisoletana Mayte Martínez leyó el manifiesto al que se han adherido más de una veintena de instituciones y colectivos de Castilla y León, entre ellos los principales partidos (PP, PSOE e IU), el Gobierno autonómico, la patronal, cuatro ayuntamientos, dos diputaciones, vecinos y la Universidad de Valladolid. Problemas técnicos en el sonido, motivados por la lluvia, obligaron a recurrir a la megafonía de un vehículo para poder leerlo.

Durante la lectura del manifiesto, una mujer que se encontraba en primera línea pidió a un miembro de la organización que le permitieran subir para hablar, lo que no pudo ser. No obstante, se despachó con el interlocutor al manifestar su indignación tanto con Renault que, a su juicio, llevará las plantas a Marruecos, como con los vallisoletanos y los castellanos en general. «Tengo un nudo en la garganta, más que una manifestación parece una procesión, nos falta sangre en las venas, no luchamos, mira (decía señalando a los líderes sindicales y políticos) para la foto están todos, pero nos estamos dejando quitar lo que legítimamente nos corresponde y tenemos que ver cómo nuestros hijos se marchan de aquí. Tenemos lo que nos merecemos», decía con rabia María Ángeles.

Rafael Minguela, delegado de personal de CAT, una de las empresas auxiliares de Renault encargada de la logística, buscaba entre los manifestantes a los periodistas para que se hicieran eco de su situación. «Nuestro problema es que de 154 trabajadores que somos en el grupo, quieren extinguir 54 contratos, un tercio de la plantilla de Valladolid y Palencia. Quieren aprovecharse de la situación de Renault para echarnos», contaba Minguela a quien le quisiese escuchar. Participantes

Además de los líderes sindicales, como los secretarios regionales de CC.OO. y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, entre los asistentes se encontraban representantes políticos, como el secretario regional del PSOE, Óscar López, y la vicesecretarias de Políticas Sectoriales y de Relaciones con la Sociedad del PP, Rosa Valdeón y Alicia García, respectivamente.

Asimismo, en el acto estuvo presente el ex coordinador general y diputado nacional de IU, Gaspar Llamazares, el coordinador regional de la coalición, José María González, y los alcaldes de Palencia, Villamuriel de Cerrato y Laguna de Duero, Heliodoro Gallego, Santiago Pellejos y Jesús Viejo; así como el presidente de la Diputación palentina, Enrique Martín; y el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Mariano Gredilla.

Agustín Prieto, que destacó el «éxito» de la convocatoria, a pesar de la lluvia, subrayó la necesidad de que Renault adjudique un nuevo modelo «tradicional» a la factoría de Carrocerías-Montaje de Valladolid, e insistió en la «trascendencia» del sector para esta comunidad. Asimismo, recordó el Plan aprobado por el Gobierno central, que supone una inyección de 800 millones de euros para el sector, por lo que pidió a la Junta de Castilla y León la puesta en marcha de fondos adicionales para atajar la crisis de la automoción.

Por su parte, Ángel Hernández, insistió en la necesidad de que Renault cumpla lo pactado en el convenio colectivo y dé más carga de trabajo a las factorías de Castilla y León, y subrayó su petición de adjudicar un nuevo vehículo a Valladolid que no sea el eléctrico, y «en el 2011 ya se verá», dijo.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft