Salamanca,  Castilla    
[foro castellano 23 de abril]
financiación
Castilla-León perjudicada por su menor población
Redacción / Miércoles 31 de diciembre de 2008
 

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero admite que el modelo de financiación vigente desde 2002 ha beneficiado más a las regiones más ricas, dinámicas y pobladas. "Las comunidades con mayor crecimiento de la población han registrado los mayores crecimientos de recursos, dada la positiva y elevada correlación entre los crecimientos de la población y los recursos percibidos a través del IRPF y el IVA", reconoce el Ejecutivo central en el documento entregado por el Ministerio de Economía a las comunidades autónomas.

Castilla y León no está ni entre las de mayor población, ni entre las más dinámicas. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo certifican. La Comunidad autónoma ha ganado un 2,7% de población entre 1999 y 2007, mientras que la media española ha aumentado en un 21,8%. El PIB regional en este período ha crecido a un ritmo anual del 3,22% y el de España, al 3,39%, como precisó el INE.

Considerar el número de habitantes que reside en cada territorio como el criterio casi exclusivo para distribuir los recursos del sistema de financiación entre las autonomías —fundamento del actual modelo— está penalizando a Castilla y León, que en los seis años de vigencia de este sistema, ha retrocedido de la cuarta a la sexta posición en financiación por habitante equivalente en el ránking nacional.

El concepto de ‘población equivalente’, en el que se basa el modelo, implica que el Gobierno no computa el censo de cada territorio como una cifra absoluta, tal cual la registra el Instituto Nacional de Estadística. Sobre ella efectúa unos ajustes teniendo en cuenta las características de cada territorio y conforme a criterios como la dispersión, el envejecimiento o la insularidad (que afecta a Canarias y Baleares), entre otros. Así, el modelo actual reconoce que estos factores encarecen la prestación de servicios; por eso, los 2,5 millones de habitantes que tenía Castilla y León en 2006 son en realidad, a efectos del sistema de financiación, 2,7 millones.

Sin embargo, una retrospectiva de los ingresos a cuenta que ha recibido Castilla y León en los últimos años del sistema de financiación revela que los ajustes de población, primando el número absoluto de habitantes y minimizando el impacto de otros factores, han perjudicado a la Comunidad.

Cuando en el año 2002 entró en vigor el modelo de financiación aún hoy vigente, aprobado por unanimidad con José María Aznar en el Gobierno, Castilla y León recibía 1.530 euros por habitante equivalente, 59 euros más que la media de las autonomías.

Dicho de otro modo, siendo 100 la media en financiación per cápita equivalente, la región obtenía 104; es decir, un 4% más por el peso de los factores no poblacionales. El sistema partía de los datos de población y recaudación de 1999, año base del modelo.

Seis años después, en 2006, ejercicio que servirá de base al próximo modelo, Castilla y León ha bajado a la sexta posición. Su financiación por habitante equivalente supuso 2.610,67 euros per cápita, 78,28 euros más que la media, lo que supone un 3,08% más y un retroceso de 0,88 puntos.

El términos de financiación por habitante pura, el balance es similar. Un reciente informe del Ministerio de Economía y Hacienda revela que en términos homogéneos, los recursos han crecido en Castilla y León un 41,9% entre 1999 y 2004, período en el que los ingresos de las quince regiones de régimen común han aumentado nueve puntos más (50,9%).

El modelo vigente de financiación autonómica se aprobó en julio de 2001 y entró en vigor el 1 de enero de 2002.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft