Salamanca,  Castilla    
Cumbre en Zamora
Trenes y dureza facial.
foro castellano
Redacción / Viernes 23 de enero de 2009
 

A pesar del las tenues peticiones del presidente de la Junta sobre la una conexión castellano-leonesa de alta velocidad en un horizonte próximo (2.015) con Portugal, el gobierno español ha ninguneado dichas reclamaciones y se ha dedicado a publicitar su respaldo presupuestario y su compromiso político en esta materia, con las comunicaciones fronterizas que ya fueron diseñadas y bendecidas años atrás, es decir, las que conectarán el país luso con Andalucía, Galicia y Extremadura . Encantado de conocerse Zapatero, el resultado de la escena era cómico. El presidente de la Junta de Castilla y León haciendo de portavoz de las reclamaciones en materia de infrastructuras de otras comunidades autónomas que ya cuentan con plazos de ejecución y terminación así como con un presupuesto explícito y desembolsado paulatinamente. Por necesidades del guión el anfitrión de la cumbre, en este caso el presidente de la Junta, debe leer un texto consensuado con las comunidades limítrofes con Portugal. Lo sabemos. Lo que es grotesco es que sean precisamente las infrastructuras del anfitrión las que menos dinero reciben, las que reciben más largas y las que más atrasadas andan y que esto no se haya tenido en cuenta a la hora de formalizar la intervención de Herrera en este foro. Y es que, cuando no se tiene la costumbre de exigir, al final los discursos se convierten en las muecas vacías con las que políticos mediocres cubren el expediente. Eso es lo que le ocurrió al presidente de la Junta ayer en Zamora.

Decía el sr. Herrera "Las regiones queremos insistir en que la próxima finalización de la línea entre Madrid y Lisboa, la finalización en 2013 de la conexión entre Oporto y Vigo, el impulso de la línea entre Aveiro y Salamanca”. Finalización, finalización e "impulso", terminología funesta que evidencia la marginación y a veces el castigo crónico que recibe nuestra tierra desde el gobierno central. El mandatario castellano-leonés puso en el mismo plano realidades diferentes que reflejan también niveles de compromiso diferentes, diferentes niveles de financiación y sobre todo nos recuerdan nuestro exiguo peso político. Lo más conveniente es que el sr. Herrera hubiera hecho otro tipo de discurso en lugar de caer en una emboscada argumental dado que él, precisamente él, el anfitrión, es el portavoz de la comunidad que ha resultado marginada en las conexiones con Portugal con quien comparte 200 kilómetros de frontera. Todo muy acorde con su propia percepción de la política. No molestar.

Para el final de su intervención Herrera expresó su inquietud sobre el muelle fluvial de Vega Terrón en las Arribes y un tímido reproche a la finalización de la autovía de Castilla. El tramo Ciudad Rodrigo-Fuentes de Oñoro, sin accidentes geográficos va a registrar un record de ejecución. 15 kms/10 años.

Eso sí, menos mal que Zapatero es de León. (Léase la frase con tono sarcástico). En su comparecencia ante los medios el presidente del gobierno, hizo un repaso a los proyectos más deseados (ninguno en Castilla-León); como el centro de nanotecnología ubicado en la localidad lusa de Braga y el centro de energías renovables de Badajoz, ambos financiados, terminados y pendientes de inauguración. Así mismo se dio a conocer otro proyecto relacionado con una estación internacional del AVE en Badajoz que cuenta ya con el beneplácito inversor del gobierno central.

Consumada la decepción sobre la falta de compromiso en la línea de alta velocidad entre Salamanca y Aveiro llegaba la traca final, la que versa sobre la reapertura de la línea férrea Ruta de la Plata en su tramo (Béjar-Astorga). Esta es una vieja reivindicación fundamentalmente defendida desde Zamora y también con cierta intensidad, aunque más social que política dicho sea de paso, en Salamanca. Sobre este particular Zapatero volvió a ser el trilero que esconde la jugada hasta que se siente fuerte y al final, acabó endosó el problema y la responsabilidad a la Junta. Todo ello, sin el más mínimo rubor, a pesar de que fue Felipe González quien cerró esta línea, a pesar de que lo ferrocarriles son de titularidad estatal y a pesar de haberse comprometido por escrito en el renombrado "Plan del Oeste" a su reapertura. Lamentable. El compromiso de hoy es abrirla si hay una posibilidad económica razonable y la Junta suelta el dinero. En otras palabras y teniendo en cuenta los costes estimados, que nos olvidemos. Ya sabemos en Castilla que esta argumentación economicista es la excusa perfecta para no hacer nada. La rentabilidad social de determinadas obras en esta vieja meseta castellana no es un valor a considerar, la rentabilidad política es mínima y la rentabilidad económica difícil teniendo en cuenta el potencial y decreciente volumen de usuarios.

Así las cosas quizá el debate en el futuro sea obligar a la Junta a asumir la titularidad abandonada por el Estado de esas líneas de ferrocarril o al menos su gestión y plantear una exigencia de financiación más agresiva en Madrid en las conferencias sectoriales de financiación. Una propuesta desde luego distinta a la que siempre se lleva a donde solemos recolectar las migajas de un festín del que se dan otros y donde, seamos claros, nadie nos echaría de menos si no nos presentáramos.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft