Salamanca,  Castilla    
Memoria Histórica
ARMH entrega los restos de 44 burgaleses ejecutados en la GCE
Redacción / Domingo 4 de julio de 2010
 

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) entregó este sábado en la Casa de Cultura de la localidad burgalesa de Aranda de Duero, los restos de 44 personas fusiladas en el verano de 1936, y que fueron identificadas en las exhumaciones realizadas en los años 2007 y 2008 en las fosas comunes en el monte de la Andaya.

José María Rojas, portavoz de esta asociación, ha explicado que se conocen los nombres de todos los cuerpos encontrados en esta fosa común, aunque el proceso de identificación mediante comparación del ADN es lento.

Foto: Ical Al acto de entrega, que se ha celebrado en Aranda de Duero (Burgos), han asistido familiares de los fallecidos, así como Francisco Etxebarría, el forense que más fosas comunes ha exhumado en España, muchas de ellas en la provincia de Burgos.

También han estado presentes Luis Ríos, antropólogo forense que ha trabajado en la identificación de los restos; José Ignacio Casado, investigador que ha proporcionado información para la identificación de los restos, y Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Rojas ha destacado la "emotividad" de este acto porque son muchos los años que han pasado desde que estas personas desaparecieron hasta que sus familiares han podido recuperar los cuerpos para darlos una "digna sepultura".

En este sentido ha afirmado que hay personas de 80 años que ahora han podido recuperar los cuerpos de sus seres queridos, algo que para ellos "es de suma importancia".

La mayor parte de los cuerpos entregados van a ser sepultados en el cementerio de Aranda de Duero, y aquellos todavía no identificados pero de los que se disponen muestras de ADN, serán sepultados también en el cementerio de capital de la Ribera del Duero.

Los restos han sido exhumados en el monte de La Andaya, situado en Lerma, al sur de la provincia y a unos 40 kilómetros de Aranda de Duero, y entre ellos se encuentran algunos cargos públicos.

Algunos de los cuerpos identificados son los de Felipe Gutiérrez Catalá, alcalde de la comisión gestora del Ayuntamiento de Aranda de Duero, y los de los concejales de esa misma localidad Andrés Sánchez García, Tomás Requejo Requejo, que también era diputado provincial, Ciriaco Martín López, Gregorio Picó Guijarro, Pascual Molinero Cebrecos, y Mariano Velasco Gayubo.

Asimismo también están entre los identificados Alejandro Felipe Illera Lechuga, alcalde de Fuentespina; Bonifacio Ontoso Martín, alcalde de Gumiel de Hizán; Cristobal García Martínez, maestro de Gumiel del Mercado; Pedro Revilla Barbero, alcalde de Nebreda; Eugenio Alonso González, alcalde de Villafruela; y Florentino Nebreda Nebreda, alcalde electo de Villanueva.

La existencia de estos cargos entre los fallecidos, según Rojas, demuestra que el objetivo fue tratar de aniquilar a todos aquellos que desempeñaban puestos de representación no vinculados a los franquistas, así como sindicalistas o destacados militantes de fuerzas políticas de izquierda.

José María Rojas ha afirmado que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica va a seguir trabajando para abrir nuevas fosas comunes, a pesar de las dificultades que ello entraña y ha anunciado que ya tienen localizadas varias para su próxima exhumación


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft