Salamanca,  Castilla    
Ecologistas en Acción contra el acuerdo de Los Verdes y Santher.
Redacción / Domingo 1ro de agosto de 2010
 

Contra el pacto del Bretón

Ecologistas en Acción rechaza el pacto firmado entre Los Verdes, la empresa Santher y el Ayuntamiento de Salamanca en el contencioso del Bretón. Esta organización discrepa tanto por el contenido como por las formas. El aparcamiento de 409 plazas (60% de rotación y 40% para residentes) complicará aún más la situación de la Gran Vía, que debía constituirse en un eje fundamental de los autobuses urbanos y metropolitanos.

Las razones de nuestra oposición a este proyecto son básicamente las mismas que defendimos contra el aparcamiento de la Plaza de Los Bandos: movilidad urbana, segregación de usos del espacio urbano, complicar aún más el tráfico rodado, ya que se atraerán 2.000 nuevos vehículos diarios y destrucción de un espacio de interés histórico. Además, este proyecto va contra las recomendaciones generales de todos los planes urbanísticos sobre la ubicación de los aparcamientos, lo cual en la práctica significa que los expertos en urbanismo desaconsejan aumentar la oferta de plazas de aparcamiento en el centro de las ciudades.

En mayo de este año dijimos que la legalización de este aparcamiento en el Bretón era un escándalo urbanístico y nada ha cambiado al respecto: mantenemos que sigue siendo un escándalo. Nos referíamos a la sesión que se celebró el 25 de mayo de la Comisión de Prevención Ambiental, de la que forma parte esta asociación, en la que los representantes de las instituciones públicas a nivel provincial decidieron el no sometimiento del proyecto del aparcamiento al procedimiento de evaluación ambiental, y además apoyábamos la denuncia del partido político Los Verdes que habían pedido la paralización cautelar del derribo.

La Comisión de Prevención Ambiental se ha convertido en un gran coladero y en la gran estafa de prevención ambiental de la provincia. De forma que pasar por este órgano es la vía más fácil de activar o hacer legales proyectos interesados, políticos, que de otra forma se deberían de ver sometidos a un proceso que puede llegar a impedir su ejecución. En mayo de 2009 una gran pala excavadora redujo a escombros una buena parte del antiguo teatro Bretón en muy pocas horas. Pero ese mismo día se detuvo el derribo gracias a una denuncia del partido político Foro de Izquierdas Los Verdes, que dio lugar a una paralización cautelar por parte del Tribunal Superior de Justicia.

La empresa Santher recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia la paralización del derribo. Sin embargo, la sentencia condenó en costas a la empresa, manteniendo la suspensión, mientras «se dilucida si la licencia de derribo es acorde con la finalidad perseguida en la catalogación» del edificio, por lo que no puede «darse preferencia al interés particular de demoler el Teatro Bretón frente al interés público de conservar el patrimonio cultural derivado de su catalogación». Este edificio, que se sitúa en el casco histórico de la ciudad y muy cercano al convento de Las Claras, es depositario de un importante valor inmaterial al ser un lugar artístico con nombre propio en la historia de esta ciudad.

La situación estaba muy comprometida y enquistada para el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Salamanca, que desde el primer momento actuó con alevosía y ahora estaba pagando un alto desgaste político por ello. Afortunadamente para el PP se le ha arreglado esta complicada situación de la que no sabía cómo salir. El pacto les ha salvado y además dudamos que se cumpla, pues el PP salmantino nos tiene acostumbrados a no respetarlos. Desde nuestro punto de vista es la ciudad la que sale perdiendo.


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft