Salamanca,  Castilla    
[foro castellano 23 de abril]
Un libro convierte a Castilla en el saco de los golpes de España
Castilla y un señor de Burgos
foro castellano
Redacción / Domingo 26 de septiembre de 2010
 

El diario Público, cuyas columnas en general y con diferentes grados de profundidad, suelen ser habitualmente interesantes, da cuenta hoy, en su sección Cultura, de la próxima edición de un libro dedicado a Castilla, por parte de dos burgaleses con relevancia mediática en Madrid: Ignacio y Arsenio Escobar, padre e hijo, naturales de Burgos, de profesión periodistas y como se decía antes, residentes en Madrid. Uno, director del periódico gratuito 20 minutos y otro columnista habitual del diario Público, que financia el protegido de Zapatero: Jaume Roures

Al contrario de lo que sucede con los columnistas y periodistas vascos, catalanes, andaluces o gallegos, no es habitual que los castellanos que gozan de los oropeles de la notoriedad ejerzan de tales en los medios de comunicación. No es para asustarse, tampoco ocurre entre los políticos, deportistas o escritores. Ya nos habíamos resignado a ello, pese a que por ejemplo Público nace con un ex miembro de las Juventudes Socialistas de Castilla León: José María Crespo en tareas directivas. Hoy, tampoco va a ser el día en que la historia cambie.

Resulta que los señores Escolar anuncian en sus respectivos medios, la edición de un libro sobre Castilla, pero no un libro sobre los problemas que aquejan hoy al pueblo castellano condenado a la emigración, a la despoblación y al subdesarrollo. Que va. Tampoco un libro dedicado al declive histórico de una tierra que ha llegado al reparto de las migajas autonómicas cuando ya no quedaba nada. No. Nos anuncian un libro contra los mitos fundacionales de Castilla, donde según ha trascendido se va a vapulear la historia de Castilla y de sus principales figuras desde Fernán González a Alfonso X el sabio, pasando por el Cid, para abrirnos los ojos y sustituir la sedicente historia de Castilla contada por historiadores franquistas como Sánchez Albornoz, por la verdadera; que es la suya. Periodistas de fama coyuntural, metidos a historiadores. Lo que nos faltaba.

Como la historia de Castilla no va a salir muy bien parada, en la medida en que lo que se anuncia no permite separar lo político de lo histórico, no serán muchos los castellanos que compren el libro. Como para los demás pueblos del Estado Español poco o ningún interés tiene la historia de Castilla salvo para esgrimir todo tipo de rentables agravios, podemos colegir que el librillo en cuestión no va a ser un superventas. Ken Follet puede dormir tranquilo.

Siempre me han llamado la atención este tipo de inmigrantes que, alcanzado el éxito en los cenáculos de Madrid, termina despreciando sus orígenes y marginando, cuando no denostando a sus paisanos. Son los mismos que justifican en su diario la sección "Catalunya" como un guiño a los lectores catalanes, mientras se ensañan con sus antiguos vecinos. Para unos guiños, mimos y cortesía para otros palos y humillación.

Dejemos a los Escolar con su síndrome bipolar que les permite lucir vitola progre al tiempo que comparten tertulia con medios a los que ellos mismos califican de extrema derecha. Dejemos que rezumen su odio contra esta tierra, su tierra, dejemos que ninguneen los problemas reales de la Castilla real, dejémosles creer y difundir que su Castilla es la culpable de todos los problemas de la España Plural. Permitamos que hagan creer a la purria fascista y a la pijoprogre que los señores que retrataba Delibes en sus novelas, los que pintó Vela Zanetti, los que comían sopas de ajo con Labordeta al calor de la lumbre son los opresores de los demás. Hay universitarios que nunca terminan la carrera, y escolares que jamás aprenden. Es el caso.

Pensábamos que la visión de la Castilla opresora, ya había sido desmontada por historiadores progresistas como Jose Luis Martín: Castellano y Libre: Mito y Realidad (Ambito 1982), pero hete aquí que ahora nos la recuperan dos tipos de Burgos. Que aquella visión ampliamente difundida por el nacionalismo catalán en la que se situaba a Castilla como entidad opresora y que tuvo su auge en los años 70, pueda verse avalada en el libro de los Escolar, es sintomático del momento actual. A la vista del desarrollo económico y social alcanzado por los opresores en comparación con el de los esclavizados, de la metrópolis con sus colonias ibéricas, cabe deducir que Castilla representa un caso singular en la historia de los imperios; un caso en el que el opresor acaba siendo más pobre y menos relevante que el oprimido. Esa es la conclusión que elude, según parece, el libro.

No somos partidarios aquí de censurar libros, ni de enjuiciar la labor de determinados medios peor sí debemos tomar nota de quiénes son y a qué se dedican aquellos que teniendo la oportunidad de levantar la voz en defensa de su tierra acaban en enredados en todo lo contrario.

En la foto: Una imagen de la Castilla opresora y al lado los protagonistas de este artículo.

Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft