Salamanca,  Castilla    
España-Duero cerca de conseguir la capitalización exigida por el gobierno.
Redacción / Viernes 11 de febrero de 2011
 

La incertidumbre generada desde el Gobierno en los últimos días sobre el futuro de las entidades financieras —especialmente las Cajas— y los continuos cambios en los requisitos que éstas deben cumplir para atender a los deseos del Ejecutivo ha provocado en las últimas semanas un baile de cifras del que Caja España-Duero no quiere ser partícipe. Después de que se apuntara, incluso desde la administración regional, que la necesidad de capital para la entidad fusionada superaba los mil millones de euros, fuentes oficiales de la nueva Caja explicaron ayer a ABC que se encuentran «a menos de 500 millones de euros» de poder llegar al 10 por ciento del «core capital», que es el porcentaje que todo indica exigirá hoy el Gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros.

La diferencia entre una y otra cifra reside, por un lado, en que hasta el miércoles no se conocía el dato oficial de la Caja a 31 de diciembre. El porcentaje finalmente es del 8,01 por ciento, muy superior al que se había barajado por miembros de la propia entidad y de la Junta hasta el momento. Además, según ha podido saber este periódico, el buen comienzo de año habría hecho aumentar algunas décimas este ratio, por lo que la liquidez que debe conseguir hoy España-Duero es también inferior a la de final de ejercicio.

Desde la entidad presidida por Evaristo del Canto se está a la espera de conocer la letra pequeña del decreto gubernamental. Será a partir de ese momento cuando dispongan de dos semana para presentar un plan en el que se detalle la manera de aumentar ese la solvencia de la Caja sin que sea necesaria la participación del Estado a través del FROB.

Mientras, la nueva vuelta de tuerca del Gobierno a las cajas de ahorros por la que se elevaría del ocho por ciento al diez el «core capital», mientras que los bancos mantienen el ocho, no ha gustado al Ejecutivo regional para quien, en boca de su portavoz y consejero de la Presidencia, José Antonio De Santiago-Juárez, «no es justo que se exija más a las cajas que a los bancos.

«No es justo, ni sensato ni una forma adecuada de impulsar el sistema financiero» el anuncio de la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, que «ha abierto un melón que no se cierra y que no es bueno».

Para el portavoz de la Junta es incuestionable que las cajas se tienen que sanear y tienen que recapitalizarse, pero lo que a su juicio no se sostiene es que hasta diciembre se las empujase a las fusiones y ahora, en 20 días, las generen unas exigencias mayores que a los bancos, lo que, según el consejero de la Presidencia, «las conduce hacia la bancarización».

En este sentido, insistió en que «no es justo que en unos días y sin contar con ellas se cambien las reglas de juego sin explicar por qué, algo que «no es bueno para el sistema financiero», sentenció. De Santiago-Juárez, quien aseguró, no obstante, que espera a ver la letra pequeña de un decreto que el Gobierno de Zapatero hace semanas que tenía que haberse publicado pero que todavía no ha visto la luz.

Críticas sindicales Por último, los sindicatos UGT y CC.OO. se plantean recurrir ante los tribunales el plan de recapitalización de entidades financieras del Gobierno por considerar que discrimina a las cajas de ahorros respecto a los bancos.

«Ambas organizaciones están estudiando las medidas a tomar desde todos los campos: la denuncia, la presión social o el ámbito jurídico», indican en un comunicado conjunto. UGT y CC. OO, coinciden en que las medidas anunciadas por el Gobierno «suponen una distorsión de la competencia».


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft