Salamanca,  Castilla    
[foro castellano 23 de abril]
HISTORIA DE AQUÍ
El Partido Nacionalista de Castilla-León.
Nacido antes de tiempo, el partido nacionalista de Castilla-León deparó inolvidables momentos de gloria en la Castilla de los ’80.
Redacción / Miércoles 7 de septiembre de 2016
 

En los inicios del proceso autonómico, entre fines de los 70 y principios de los 80, aparecieron en la meseta algunas organizaciones políticas que centraban su ideología en la defensa de los intereses castellanos y castellano-leoneses. La embrionaria constitución autonómica en la cuenca del Duero, se convirtió en el marco perfecto para la irrupción de diferentes personalidades principalmente ligadas a la socialdemocracia y a la democracia cristiana, precursores del nacionalismo castellano. Así nació en Toro (Zamora) en 1977, el Partido Nacionalista de Castilla y León (PANCAL).

Según sus Estatutos, el marco geográfico de actuación del partido eran las actuales provincias de Castilla y León, más Santander y Logroño. Su ideario se inspiraba en el humanismo cristiano y en los "ideales solidaristas del socialismo". Sus aspiraciones de autonomía para Castilla - León quedaban sintetizados en una encomiable declaración de principios: "Garantizar la plena autonomía castellano-leonesa, junto a las demás nacionalidades, de suerte, que la región no sea nunca menoscabada. La exigencia de un nacionalismo justo, igualitario, autonómico, solidario, pluriforme y democrático".

El PANCAL tuvo un destacado promotor en la personal del catedrático leonés afincado en Valladodid, Millán Bravo Lozano. Una importante figura vinculada universidad que estaría en el origen de la Alianza Regional de Castilla y León.

Los estatutos del PANCAL establecieron el mismo ámbito de actuación geográfico que su precursor el PNC, pero también hacían referencia a la "Castilla total", que incluía a Castilla la Nueva y a los grupos de emigrantes castellanos establecidos en Cataluña y País Vasco.

JPG - 35.9 KB
Imagen6

De ideología ecléctica, cercana a la socialdemocracia, el PANCAL quería luchar contra las desigualdades de todo tipo, pero sobre todo: "Convocaba a todos los castellanos residentes dentro o fuera del territorio de su nacionalidad, a la acción política inmediata para poner fin a su postergación, así como a la depredación sistemática de sus recursos naturales, ahorros y hombres, a que se han visto sometidos Castilla y León a manos del centralismo del Estado".

La vida de este partido quedó marcada por su Asamblea de febrero de 1980, en la que el sociólogo (y agricultor y ganadero), zamorano Francisco José Alonso Rodríguez desplazó de los máximos órganos del partido a Millán Bravo, quien infructuosamente intentó retener el cargo presentando reclamaciones sobre la nulidad de la Asamblea. A partir de ese momento, el PANCAL inició una oportunista trayectoria de alianzas que le llevaron primero a constituir la Federación de Partidos Socialdemócratas y Partidos Liberales en agosto de 1981y tras la firma de un acuerdo electoral que le permitió integrase en la coalición electoral Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y Unión Liberal, obtener un escaño en las primeras cortes regionales. Para sorpresa de todos Alonso Rodríguez, resultó elegido procurador por Soria en el marco de esa coalición, pero exigió su adscripción al Grupo Mixto originando un fuerte malestar entre la derecha. La imposible relación de un castellanista intuitivo como Alonso, con el partido bunkerizado de Manuel Fraga produjo la esperada ruptura y en abril de 1984 el PANCAL abandonó la coalición AP-PDP-UL.

Denuncia contra el empadronamiento de Aznar en Ávila.

El 12 de mayo de 1987, el líder del PANCAL, interpuso una denuncia ante el presidente de la Audiencia Territorial de Valladolid por presunta infracción de la Ley Electoral contra el candidato de Alianza Popular: José Mª Aznar López. Según Alonso, muy probablemente acertado en su iniciativa, Aznar, aunque residente en Madrid, se había empadronado apresuradamente en la sede provincial de AP en Ávila para concurrir a los comicios autonómicos, vulnerando la legislación existente, al mismo tiempo que denunciaba las prácticas paracaidistas del partido conservador.

El entonces alcalde abulense, Mario Galán Pérez, se encargó de extender el pertinente certificado que, atendiendo al requerimiento de la Junta Electoral de Castilla y León de 7 de mayo de 1987, acreditaba el empadronamiento de Aznar, un mes antes, en el municipio. Según parece, también los socialistas de Castilla y León valoraron la posibilidad de seguir la senda del PANCAL y recurrir el empadronamiento del entonces líder de AP, pero finalmente desistieron al considerar las escasas posibilidades que tenían de que prosperarse el recurso, confiados en las encuestas. La denuncia no prosperó pero hoy produce cierto vértigo elucubrar con las consecuencias que hubiera tenido una estimación de la denuncia del PANCAL en la vida de Castilla y León y del Estado Español.

Años después, en 1989, Xabier Arzalluz y Xosé Luís Barreiro Rivas comparecieron en Villalar para ofrecer un ramo de flores a los Comuneros. La razón de este acto era el anuncio del PANCAL sobre su concurrencia a las elecciones Europeas de aquel año dentro de la Coalición Nacionalista, integrada por el PNV, Coalición Galega y Agrupación Independiente Canaria. Los resultados de la coalición nacionalista apenas dieron para 4.000 votos en la región. En los años siguientes la presencia del PANCAL en las elecciones se hace más testimonial.

Declive

JPG - 6.6 KB
5462

En los comicios autonómicos de 1991 sólo presentó candidatura a las elecciones generales en la provincia de Soria, encabezada por César Moreno, mientras que en las elecciones locales sólo consiguió formar unas pocas listas, que dieron como resultado la obtención un concejal en la localidad zamorana de Alcañices. A finales de año, el partido se encuentra en horas bajas y con apenas una decena de militantes.

En 1992 el PANCAL, muy debilitado de militancia, participa en un proceso de creación de una plataforma regionalista junto a otros partidos como Democracia Regionalista de Castilla y León, Unidad Palentina, Acción Popular Burgalesa, Unidad Comunera Castellana y algunos renovadores del CDS de Salamanca y Palencia. A última hora tanto PANCAL como UCC, rehusaron su participación en la coalición.

Se inició entonces una larga travesía por el desierto, en la que sólo acumuló derrotas electorales, hasta las elecciones autonómicas de 1999, en las que sólo presentó candidaturas en Segovia.

En 2002 los restos del PANCAL, junto a otros pequeños sectores, forman un nuevo partido denominado Unión Centrista Liberal, presentándose a las elecciones autonómicas de 2003 con el nombre de Unión Centrista Liberal-PANCAL (UCL-PANCAL). Esta coalición presenta candidaturas en Madrid (encabezada por Francisco José Alonso), Zamora y Valladolid. También como UCL-PANCAL se presentó a las elecciones generales de 2004, consiguiendo en Castilla y León el 0,02% de los votos.

En las elecciones autonómicas de 2007 ninguna lista se presentó bajo la denominación de Partido Nacionalista de Castilla y León (PANCAL), y a las elecciones al Parlamento Europeo de 2009 se presentan solo ya con el nombre UCL, contando con apenas votos. El PANCAL se había extinguido.

Candidaturas de Francisco José Alonso Rodríguez y César Giralda al congreso. Año 1979.

Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft