Salamanca,  Castilla    
[foro castellano 23 de abril]
Denuncia de Eldiario.es
El marido de la presidenta de las Cortes reformó su casa con dinero de origen desconocido
Redacción / Martes 11 de diciembre de 2018
 

El marido de la presidenta de las Cortes de Castilla y León se gastó un millón de euros de origen desconocido en reformar una casa El empresario Javier Meléndez se gastó 1.165.390 euros en reformar sin licencia una casona rural de sus padres, que utilizaba como segunda residencia con su hoy mujer, la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente

La reforma “de alto standing o lujo”, según un informe pericial, incluía una piscina climatizada de agua salada, un cenador, una sauna finlandesa con jacuzzi, y una terraza con barra de bar y “zona chill out”.

Cuando se hicieron las obras, Javier Meléndez cobraba un sueldo que no alcanzaba “los 3.000 euros netos al mes”, según su madre, y no recurrió a ninguna hipoteca para financiarlas

La reforma provocó un cisma familiar con varias demandas y cartas cruzadas entre el matrimonio y los suegros de Silvia Clemente, entonces consejera de Agricultura, que se preguntan “de dónde salió el dinero”

Desde el exterior parece una vivienda más, otra de las casonas recias de Pedrosa del Rey, un pequeño pueblo de Valladolid que apenas cuenta con 200 habitantes. Pero el interior contrasta con su discreta fachada. Tras los muros de piedra caliza y ladrillo tosco de esta casa centenaria, se esconde una piscina climatizada de agua salada, una sauna finlandesa, un jacuzzi, una terraza ’chill out’ con barra de bar, un cenador con una enorme mesa con plataforma giratoria a medida, varias esculturas de bronce o una fuente ornamental, entre otras caras excentricidades.

Todos estos lujos se construyeron entre 2010 y 2012, durante una amplia reforma que pagó el empresario patatero Francisco Javier Meléndez, por entonces novio y hoy marido de la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente. La casa es propiedad de los padres de Meléndez: Rafael Meléndez y Consuelo Juárez. Su tatarabuelo la levantó en 1920. Pero la pareja, él empresario del sector de la patata y ella, consejera de Agricultura en el Gobierno de Juan Vicente Herrera, disfrutaba de la vivienda y puso en marcha esta obra en el patio del edificio para que se convirtiese en su segunda residencia; para el verano y los fines de semana. La casona rústica pasó a transformarse en un lujoso chalet.

Según un informe pericial encargado por el propio matrimonio, la reforma costó 1.165.390 euros. En esos años, Javier Meléndez y Silvia Clemente no contaban con ingresos conocidos que les permitieran afrontar con facilidad estos gastos suntuarios. Él ganaba, a través de las empresas familiares fundadas por sus padres –Agroinnova y Patatas Meléndez–, un sueldo de "menos de 3.000 euros netos al mes", según asegura su propia madre en un escrito. Ella, su sueldo como consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León: unos 70.000 euros brutos anuales.

La reforma no solo fue cara: también ilegal. Nadie solicitó la preceptiva licencia para las obras. Y la lujosa remodelación no solo desató más adelante una inspección del Ministerio de Hacienda –a través de la oficina del Catastro–. También desencadenó un grave cisma familiar que acabó en los tribunales con una serie de demandas cruzadas entre la la pareja y los padres de Javier Meléndez.

Por motivos no aclarados, el matrimonio Meléndez-Clemente se enfrentó con la familia en 2015. Y fruto de esa discusión, empezó una escalada de denuncias en los juzgados que aún no ha terminado.

más en Eldiario.es


Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft